ÚLTIMAS TENDENCIAS.

Con el título “últimas tendencias” nos referimos a estilos artísticos acaecidos después de la Segunda Guerra Mundial ya que a los de la primera mitad del siglo XX se les denomina vanguardias históricas.

El arte contemporáneo se caracteriza, y especialmente en pintura, por un sinfín de novedades, originalidades e incluso provocaciones en orden a conseguir impactar al espectador, en sentido positivo o negativo, tanto da, lo importante es no pasar desapercibido. Cualquier soporte es válido para expresarse y muchas veces encontramos extravagancias que suponen cierto escándalo al principio, pero que finalmente siempre todo , con el paso del tiempo, acaba siendo admitido como clásico. Se usan ordenadores, vídeos, pantallas, aparatos multimedia y todo aquello susceptible de ser usado como elemento artístico, el propio cuerpo humano, lámparas de neón, productos industriales, etc.

Además de Europa, los E.E.U.U. se convierten por primera vez en origen de estilos artísticos de vanguardia e incluso de escuelas artísticas con varios pintores. El fenómeno de la globalización, tan comentado hoy, ya comenzó en el mundo artístico en los años sesenta, lo que pone de manifiesto el carácter innovador y pionero adelantado a su tiempo del arte y sus creadores.

En esta exposición hemos recogido varias tendencias artísticas recientes: informalismo, arte pop y nueva figuración.

FRANCIS BACON. FIGURA TUMBADA. NUEVA FIGURACIÓN.

FIGURA TUMBADA

Bacon (1909-1992) es el pintor característico de la corriente denominada nueva figuración europea tras la guerra. En realidad es una parte del informalismo, que tuvo mucho éxito en todo el mundo.

Bacon reivindica el aspecto informe de la materia huyendo de formas artísticas concretas. Es la plasmación de un periodo histórico angustioso, con una Europa destrozada por la guerra y afrontando el difícil trago de la posguerra.

Los cuadros de Bacon muestran aspectos repulsivos del cuerpo y el rostro humanos, con brutales deformaciones y cambios de color, llegando a veces a pensar que nos encontramos ante figuras de cadáveres. Otras veces, Bacon partiendo de cuadros antiguos, los reinterpreta según su particular visión. Son conocidas sus versiones sobre el retrato de Inocencio X de Velázquez.

En esta "Figura tumbada", el cuerpo femenino es una masa informe de carne mal distribuida y de aspecto repugnante. Yace en postura estirada sobre un diván siendo la antítesis de la sensualidad.

FRANCIS BACON. GEORGE DYER ANTE EL ESPEJO.

GEORGE DYER ANTE EL ESPEJO

Otra obra muy representativa de Bacon con un caballero trajeado en postura informal sentado en una silla de trabajo y volviéndose en un poderoso escorzo para autocontemplarse en un espejo situado detrás. En ese espejo la cabeza aparece troceada y el rostro muestra unos colores típicos de un cadáver en descomposición.

El círculo es la figura que marca mucho esta obra ya que aparece en el suelo, en el techo y en el giro corporal del protagonista para mirarse en el espejo.

Es curioso que, a pesar de la compartimentación espacial y volumétrica del personaje, se puede reconocer fácilmente su traje, corbata, taburete, oreja, cabello y otros elementos muy realistas. La iconografía de Bacon es muy cinematográfica.

MUJER EN EL BAÑO. ROY LICHTENSTEIN. ARTE POP.

MUJER EN EL BAÑO

Roy Lichtenstein (1923-) junto con Andy Warhol es la figura más representativa del Pop Art, tendencia caracterizada por la producción en serie destinada a la masa consumista con temas sencillos de fácil comprensión. Este arte desprende una sensación de banalidad, inmediatez ye incluso frivolidad.

En el caso de Lichtenstein, su originalidad más destacable es la ampliación de viñetas de cómics a grandes formatos como si se tratase de gran arte. Sin embargo hay una segunda lectura, un punto de ironía en la denuncia de una sociedad simplista y acomodada, manipulada por los grandes poderes económicos y teledirigida en sus gustos, modas y aficiones.

En “Mujer en el baño”, el pintor refleja con mucho salero una escena simple como si de un anuncio publicitario se tratara. Dibujo nítido y relleno de color junto con ciertas concesiones a la sensualidad y la invitación a la buena vida forman la trama de este cuadro del museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.

CRUCIFIXIÓN. ANTONIO SAURA. INFORMALISMO ESPAÑOL.

CRUCIFIXIÓN. ANTONIO SAURA.

Una crucifixión abstracta pero fácilmente reconocible (brazos, manos, cruz, cabeza).

Saura presenta la tensión, la violencia y el dolor mediante líneas gruesas, blancas, grises y negras que entran en conflicto entre sí y desvelan la inquietud y el desasosiego que la escena nos provoca. La ausencia de color y el chorreo de la pintura acentúan aún más esa sensación de desgarro y crispación. Los brochazos de Saura conforman seres monstruosos que nos hablan de horribles torturas y sufrimientos.

Este pintor nacido en Huesca en 1930 es un gran representante del informalismo aplicando las corrientes internacionales procedentes de Estados Unidos y una cierta identidad española. Saura murió en 1999.

MUJER Y PÁJAROS EN LA NOCHE. JOAN MIRÓ.

MUJER Y PÁJAROS EN LA NOCHE

Los cuadros de este pintor catalán son muy conocidos porque sus propuestas son muy simples y claras: trazos gruesos en negro y rellenos de colores vivos, rojo, verde, amarillo y azul. Realmente hay que conocer su lenguaje personal para entender sus cuadros, pero esto no es difícil, incluso podemos, en un esfuerzo de imaginación, identificar las figuras que él pinta en sus obras. En este caso, la mujer y los pájaros los vemos rodeados por un potente y bello colorido.

Miró ha sabido enganchar tan bien con el gusto contemporáneo, que sus propuestas han llegado a ser logos promocionales de indudable fuerza expresiva (el de España turística por ejemplo).

Muchos críticos de arte consideran que Miró de inspira en arte de los pueblos primitivos. Por ello sus temas son reiterativos: mujer, pájaro, estrellas, noche y poco más.